Los matrimonios pueden utilizar el método Creighton en cualquier etapa de la vida reproductiva de la mujer. Hay críticos que argumentan que usar un sistema natural mientras se amamanta es casi imposible para determinar días fértiles e infértiles. Eso simplemente no es cierto.

El método Creighton es muy simple y fácil de usar incluso durante la lactancia, garantizando que continúe siendo un método efectivo para buscar o evitar el embarazo cuando se usa correctamente.

Se ha comprobado científicamente que para la madre que amamanta de manera exclusiva, los primeros 56 días después del parto son infértiles. La lactancia materna exclusiva significa que no se le ha dado al bebé un biberón de fórmula o agua desde el nacimiento.

Estos 56 días pueden ayudar a la nueva mamá a volver a adquirir el hábito de hacer las observaciones diarias del moco cervical y llevar un registro en una gráfica para ganar confianza en sí misma y en el uso del método. Después de los 56 días, la fertilidad de una mujer puede regresar en cualquier momento. Un tercio de las mujeres ovulan antes de su primer período.

El método también se ajusta a otras situaciones que las mujeres pueden experimentar durante esta etapa, ofreciendo protocolos para aquellas mujeres que observan un moco continuo durante la lactancia, de modo que con seguridad puedan saber qué días son fértiles e infértiles, independientemente de lo que estén observando.

Más Información
close slider

He leído y acepto la política de privacidad

Estoy interesado en recibir a través de cualquier medio de comunicación, incluyéndola vía electrónica, acciones informativas y comerciales sobre servicios y productos de FERTILITAS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies