¿Cómo comprobar los niveles de progesterona con mayor precisión y detectar riesgos?

La progesterona es una hormona fundamental para el logro y mantenimiento del embarazo. Cuando la mujer no la produce en niveles suficientes, la capa interna del útero no puede terminar de madurar y eso significa que la nueva vida humana no puede implantarse o, bien si lo hace, podrían aumentar las posibilidades de que ocurra un aborto espontáneo.

Cuando un médico envía una prueba de progesterona en el día 21 del ciclo, esto se basa en la suposición de que cada mujer ovula el día 14. Sin embargo, la mayoría de las mujeres no ovulan el día 14 en cada ciclo (o nunca). Incluso los ciclos pueden variar en la misma mujer siendo más cortos, regulares o largos y por eso, elegir un día arbitrario para evaluar los niveles de progesterona es menos eficaz. 

Comprobar los niveles con mayor precisión es fundamental. En el proceso de Naprotecnología, cuando el médico indica pruebas en días específicos, el matrimonio puede contar con la certeza de que lo hará con seguridad mediante el seguimiento que realiza con su monitora de fertilidad registrando sus ciclos con el Método Creighton

La prueba de progesterona del día 21 está tratando de evaluar el nivel de progesterona de una mujer en medio de su fase lútea, o 7 días después de la ovulación. La progesterona es producida por el cuerpo lúteo una vez que la mujer ha ovulado. Si no se comprueba que la mujer ha ovulado, la prueba es 100% inútil.

Para asegurarse de que esta prueba se realice en el momento correcto del ciclo, primero debe confirmarse la ovulación. El registro Creighton permite registrar la ovulación y el comienzo de la fase post-ovulatoria independientemente de la durabilidad de los ciclos, además de identificar los eventos importantes que ocurren durante el ciclo menstrual obteniendo una información que es invaluable para reconocer signos de que los niveles de progesterona están bajos.

Uno es la duración de la fase lútea. La fase lútea, o fase post-ovulatoria, es el número de días entre la fecha confirmada de ovulación y el primer día del próximo período menstrual. Si los ciclos son saludables, uno puede esperar una fase lútea entre 9 a 17 días, siendo el promedio en una población normal de mujeres de 13 a 14 días. Si la fase lútea es menor de 9 días de forma regular, es una gran señal de que los niveles de progesterona sean probablemente bajos.

Otro indicador son los sangrados irregulares. Por un lado está el sangrado premenstrual que son tres o más días de un sangrado muy ligero o marrón que es constante en intesidad día tras día antes de que comience el próximo período menstrual o bien, días de sangrado marrón que aparencen al final de la menstruación. 

Pide tu cita gratuita

Estamos deseando escucharte. Pide tu primera cita gratuita y nos pondremos en contacto contigo para coordinarla.

TU CITA EN FERTILITAS

Rellene este formulario con su número de teléfono y nos pondremos en contacto para confirmar su cita.

DATOS DEL MATRIMONIO
DATOS DEL ESPOSO
DATOS DE LA ESPOSA
DETALLES DE CONTACTO

Nos comprometemos a contactarte en 24h.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER